Seguridad online: claves para descubrir si nos están robando el wifi

Decoración de casa en estilo rústico, una apuesta segura
14 enero, 2017
Orden y decoración en casa con el Método Marie Kondo
16 enero, 2017
Mostrar todo

Seguridad online: claves para descubrir si nos están robando el wifi

La seguridad online es una preocupación habitual en el hogar, debido a que un robo de Internet no sólo puede hacernos perder velocidad en la conexión sino también, y muy importante, que alguien puede estar accediendo sin ningún tipo de barrera o control, a nuestros datos personales, bancarios… La seguridad del hogar requiere de un buen nivel de observación y control, para evitar que podamos sufrir algún tipo de robo, bien sea físico o a través de Internet, que nos ponga en una situación de vulnerabilidad. Estas son algunas pistas, que nos permitirán saber si estamos siendo víctimas de un robo de Wifi en casa y cuáles son los sistemas de seguridad que debemos utilizar para, que ésto no vuelva a ocurrir.

Claves para descubrir a un intruso en nuestra conexión

Es muy habitual que comencemos a notarlo por una simple ralentización de la conexión. Esto indicará, que puede deberse a algún problema técnico de la línea, pero también puede ser, y sería un motivo para sospechar, que se trata de un robo, y que alguien está utilizando nuestra conexión en beneficio propio. Estos son otros elementos, que nos pueden hacer darnos cuenta de que algo sucede:

La conexión a Internet, sufre de continuas e intermitentes desconexiones. Si notamos que existe una inusual actividad, como que vaya más lenta o incluso se desconecte sin ningún tipo de razón, puede ser que haya una avería técnica en la conexión, pero también que la disminución de la velocidad se deba, a que alguien está utilizando nuestro Wifi.

Comprobar si el indicador WLAN está parpadeando de forma continuada, aunque nosotros no estemos utilizando Internet. Para darnos cuenta de que existe algún intruso, la comprobación es muy sencilla, simplemente debemos desconectar todos aquellos dispositivos que tengamos conectados al Wifi, portátiles, Smartphones, ordenadores de mesa… En el caso de que no exista ningún robo, lo normal es que cesase la actividad del router y precisamente la luz del indicador WLAN no parpadearía y se apagaría. En el caso de que no sea así, significará que sigue habiendo actividad en ese router, de manera que permanece conectado a esa red al menos otro dispositivo.

– Programas para descubrir si nos roban Internet. En el momento que tenemos alguna mínima duda, debemos continuar al paso siguiente para comprobar si realmente es una simple casualidad, problemas técnicos en la conexión o se trata de un robo de Wifi en toda regla. Para conseguir certezas en este aspecto, tenemos la posibilidad de instalar un programa, de los muchos que existen en el mercado, que nos permitirá averiguar ésto de forma muy sencilla. Y a partir de aquí, configurar nuestra conexión de forma segura para que los ladrones e intrusos, no puedan volver a acceder a nuestro Wifi.

Estos programas servirán principalmente, para llevar a cabo una profunda labor de investigación, de la que extraerán toda la información que sea de nuestro interés, a través de realizar un escáner de los dispositivos que están conectados a nuestra misma red. En este aspecto, es importante señalar que, deberíamos repetir el rastreo en varias ocasiones, ya que si en el momento que realizamos, el intruso no se encuentra conectado a la red, el programa no lo detectará.

Por otro lado, si queremos acceder al historial de conexiones que tiene nuestro router, podremos hacerlo, pero siempre a través de la configuración del propio router. Entre los programas que pueden permitirnos averiguar este robo, se encontrarían Wireshark, Angry IP Scanner, en ambos casos compatibles con los sistemas operativos Mac OS X, Linux o Windows así como Who is on my Wifi, éste último, nos ofrece una completa información sobre quién se conecta a nuestra red o el tiempo que está en ella.

Muchas personas que nunca han accedido a la configuración del router, desconocen cómo llevar a cabo el proceso, de manera que lo primero que debemos hacer es, ponernos en contacto con la empresa del mismo y que nos indiquen cómo podemos acceder al panel de control. Una vez dentro, éste nos ofrecerá varias opciones, como cambiar la contraseña, el nombre de la red, así como los datos relativos a las direcciones de los dispositivos que están conectados a nuestro router. A través de esta información podremos verificar, si realmente existe un intruso en la red, porque haya en esta lista más dispositivos de los que tenemos en casa.

Otra posibilidad que ofrecen ciertos aparatos es, limitar sólo a unos dispositivos previamente identificados con una dirección MAC concreta, el acceso y conexión a la propia red. Simplemente con cambiar nuestro nombre y contraseña, conseguiremos aumentar notablemente la seguridad de nuestra red. Al personalizar nuestras claves y datos, impedimos que los intrusos puedan descifrarlos y acceder a la conexión.

Es importante poner en práctica estos sencillos consejos, ya que de esta forma estaremos protegiendo nuestra conexión, pero también, garantizando nuestra seguridad virtual y personal, y ésto se traduce en un hogar mucho más seguro.